Abogados

Puede recurrir a un abogado tanto para que le asesore en un área específica del derecho (redacción de los estatutos de la empresa o de un contrato) como para que le defienda en los procedimientos judiciales (divorcio o litigio con un profesional).

Abogados en Uruguay

Al igual que los médicos, hay abogados generales y especialistas. El primero puede, en principio, ocuparse de todos los casos. Sin embargo, en la práctica, a lo largo del tiempo se han centrado a menudo en determinadas áreas del derecho, sin tener un certificado de especialización (los médicos generales suelen ocuparse de casos relacionados con el derecho de familia, el derecho laboral, el derecho inmobiliario, etc.). Los abogados especializados, por otro lado, han hecho validar oficialmente sus habilidades específicas con un certificado.

Puede ponerse en contacto con un especialista para comprobar si tiene suficientes conocimientos en el campo que le interesa: basta con una simple llamada telefónica. Un abogado concienzudo no debe asumir un caso en un campo que no domina, especialmente si es complejo. Sin embargo, para problemas espinosos y muy específicos (derecho de patentes, estatutos de empresas, derecho urbanístico, derecho fiscal, etc.), el hecho de remitirle a un abogado especialista le dará la seguridad de que el profesional tiene todas las habilidades necesarias.

No elija su abogado al azar

Elegir un abogado cerca de casa es la solución más común. Es, en efecto, más práctico, si lo llama para una misión de asesoramiento (redacción de contratos, consulta jurídica) o para un procedimiento que tenga lugar cerca de su lugar de residencia, porque facilitará sus encuentros e intercambios. Por otro lado, si su caso se juzga lejos de su casa, puede ser preferible llevar un abogado en el lugar.

De hecho, los abogados dependen de un colegio de abogados y cada colegio de abogados está adscrito a un tribunal de gran instancia. Un abogado puede defenderle en cualquier lugar. Esto conlleva costos adicionales. Por lo tanto, es preferible, en este caso, llevar a un abogado directamente al lugar donde se desarrolla su caso, siempre que acepte viajar para reunirse con él.

¿Cómo lo encuentro?

El boca a boca es una forma efectiva de seleccionar un abogado. En efecto, si se le recomienda, es porque ha satisfecho a uno de sus conocidos o porque éste lo conoce personalmente. Por otro lado, evita ser defendido por un miembro de la familia o un amigo, porque tus relaciones serán más complicadas y existe el riesgo de un embrollo.

Si nadie de su entorno (amigos, familia, notario) ha podido darle los datos de contacto de un abogado, puede consultar una lista de profesionales en el Colegio de Abogados más cercano a su domicilio (que, además, suele tener un sitio web que ofrece un directorio con un motor de búsqueda por especialidad), pero también en el juzgado de su ciudad, o posiblemente en su ayuntamiento. También puedes usar la guía telefónica e Internet.

Se pueden organizar consultas gratuitas en los juzgados, ayuntamientos, tribunales y bufetes de abogados o en ferias de muestras. Esta es una buena manera de tener un primer contacto o de ser referido al especialista que necesitas.